Feeds RSS

viernes, 7 de noviembre de 2008

"Lo que es ser pobre"

Photobucket

Un Padre económicamente acomodado, queriendo que su hijo supiera lo que es ser pobre, lo llevó para que pasara un par de días en el monte con una familia campesina. Pasaron tres días y dos noches en su vivienda del campo. En el automóvil, retornando a la ciudad, el padre preguntó a su hijo, ¿qué te pareció la experiencia? "Buena, -contestó el hijo con la mirada puesta a la distancia. Y... ¿qué aprendiste?, insistió el padre... El hijo contestó: Que nosotros tenemos un perro y ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una piscina con agua estancada que llega a la mitad del jardín... y ellos tienen un río sin fin, de agua cristalina, donde hay pececitos, y otras bellezas. Que nosotros importamos linternas del Oriente para alumbrar nuestro jardín... mientras que ellos se alumbran con las estrellas y la luna. Nuestro patio llega hasta la cerca... y el de ellos llega hasta el horizonte" compramos nuestra comida... ellos, siembran y cosechan la de ellos. Nosotros oímos CD's... Ellos escuchan una perpetua sinfonía de zinzon! chuíos, pericos, ranas, sapos, cucarrones y otros animalitos... todo ésto a veces dominado por el sonoro canto de un vecino que trabaja su monte. Nosotros cocinamos en estufa eléctrica... Ellos, todo lo que comen tiene ese glorioso sabor del fogón de leña. Para protegernos nosotros vivimos rodeados por un muro, con alarmas. Ellos viven con sus puertas abiertas, protegidos por la amistad de sus vecinos. Nosotros vivimos conectados al celular, a la computadora, al televisor... Ellos, en cambio, están "conectados" a la vida, al cielo, al sol, al agua, al verde del monte, a los animales, a sus siembras, a su familia.

El padre quedó impactado por la profundidad de su hijo... y entonces el hijo

terminó: Gracias papá, por haberme enseñado lo pobres que somos!


Photobucket

20 comentarios:

Adrisol dijo...

hola elsis!!!!!!!!!!!
el padre quizo que aprenda el hijo y terminó aprendiendo él.
me encantó la historia porque es pura realidad,ojalá todos pudiéramos vivir de esa manera, en contacto con la naturaleza y sin tanto miedo como se viven en las ciudades!!!!!!!!!
un beso enormeeeeeeeeeeeeeee

Marysol dijo...

Estimada Elsis: Estupendo mensaje que nos lleva a reflexionar. A veces nos sentimos pobres cuando no tenemos riquezas materiales y nos olvidamos que la riqueza en verdad está en el corazón y en los dones que la vida nos da.
Te dejo un abrazo y mi aprecio.

Pato´s dijo...

Bellisima reflexión!

Cuanto más ricos seriamos si aprendieramos a valorar todo lo que nos rodea que es hermoso !♥

Besitos Elsis y que tengas un exelente finde :) ♥

isis de la noche dijo...

"lloraba tanto por no tener zapatos, hasta que conocía a alguien que no tenía pies"..

Si nos detuviéramos tan solo un segundo a ver lo afortunados que somos... Y lo agradeciéramos..

Un abrazo gigante..

CARINA dijo...

linda la reflexion ,es que a veces no vemos lo que tenemos..
y la pena es que siempre buscamos mas!!
un besote enorme
buen finde...

Juan dijo...

Elsis

Vivir en contacto con la Naturaleza es tan maravilloso que ni en el mejor de los palacias podríamos vivir así.

Dios nos hizo tantos ragalos que están ante nuestros ojos que se necesitaría ser muy ciegos para no darnos cuenta.

Un afectuoso abrazo.

sinkuenta dijo...

Querida Elsis: yo no estoy muy de acuerdo con el post... Efectivamente, la naturaleza está ahí para que todos disfrutemos de ella, pobres y ricos.... El problema es que siempre nos dicen lo mismo: que si eres rico eres desgraciado y yo no estoy de acuerdo. No creo que una persona que vive bajo un puente sea más feliz que otra que vive en una bonita casa. Además, no poder pagar las deudas causa mucho estrés e infelicidad... Yo creo que hay que saber que las cosas materiales no son definitivas, no las podemos llevar con nosotros, pero que en este mundo en el que estamos inmersos es importante tener dinero para poder sobrevivir. Lamentablemente hemos creado un mundo injusto y absurdo. No creo que haya una equivalencia entre ser rico y desgraciado! Un abrazo, preciosa Elsis

Elsis dijo...

Adrisol querida, la mayor riqueza es saber apreciar todo lo bello que nos rodea.
Y está ahí, al alcance de nuestras manos...
Sería maravilloso vivir en el campo y sin tanto miedo.

Besitos!!

Elsis dijo...

Marysol, comparto tu pensamiento, la riqueza del alma es lo que la naturaleza nos ofrece!

Besitos, cielo!

Elsis dijo...

Pato´s querida, eso quise expresar...si apreciamos y valoramos todo lo que nos rodea, seremos más ricos de espíritu!


Besitos, preciosa!

Elsis dijo...

Isis, eso deberíamos hacer, agradecer por tanta belleza que nos alimenta el alma!

besitos, linda!

Elsis dijo...

Carina preciosa, a medida que pasan los años,cuando dejamos de correr para caminar, es cuando nos detenemos más a mirar las cosas que nos llenan el corazón de felicidad!


Besitos, reina!

Besitos para Maillen y Manu!!

Elsis dijo...

Juan, toda esta hermosura que está a nuestra disposición es para disfrutarla y amarla como uno de nuestros tesoros más preciados.
Podemos tener un palacio, pero si no disfrutamos ni valoramos este regalo de Dios, podríamos sentirnos muy pobres.

Te mando un gran abrazo!

Elsis dijo...

Alicia querida, cuando publiqué este post, jamás quise decir que los ricos son desgraciados.
Aquí se habla de la riqueza del espíritu.
El saber apreciar la naturaleza, nos hace grandes y ricos de espíritu.
No se trata de que hay que ser pobre para ser feliz.
El título, para mí,habla de la pobreza de espíritu de este padre que no está mal que posea bienes materiales,sino que también hay otros bienes que hay que tener en cuenta para ser feliz.

Te mando muchos besos!!

Natacha dijo...

Bellísimo texto... ojala todos pudiésemos experimentarlo.
Un beso, bella mami.
Natacha.

Elsis dijo...

Querida Natacha, sería maravilloso!!!

Besitos, mi niña!!

Fair Lady dijo...

Bella historia Elsis. Qué razón tenía el hijo, realmente somos tan materialistas que no nos damos cuenta de lo maravillosa que puede ser la vida sin tantos lujos:-)

Un besito corazón

Elsis dijo...

Querida Fair Lady, no está mal tener lujos, pero si tenemos en cuenta todo la belleza que nos ofrece la naturaleza, podríamos ser más felices.


Besitos, tesorito!!!

Marinel dijo...

El hijo acabó aleccionando al padre...
Qué sabiduría desprende este chico.Qué sabios seríamos todos si lo tuviésemos tan claro y lo llevásemos a la práctica...
Me encantó el cuento tan profundo,querida Elsis.
Siempre aprendiendo y aprehendiendo de tí.
Más besos.

Elsis dijo...

Querida Marinel, el hijo le dio una lección al padre al hacerle ver que al no disfrutar de todo lo hermoso que la naturaleza les ofrecía, iban a ser ricos en cosas materiales pero pobres en espíritu.
Gracias por tus palabras, es una alegría verte!

Besitos, preciosa!

Visitas