Feeds RSS

sábado, 8 de noviembre de 2008

"El peral"

Hoy quiero contarles una historia que todavía me conmueve. Desde el fondo de mi casa podía ver el peral que había plantado mi bisabuelo cuando se mudó para formar su familia. En esa casa nació mi abuela materna. Un día esa casa se vendió y las personas que fueron a vivir allí sintieron pena por ese árbol y quisieron recuperarlo, brindándole muchos cuidados. Para mi sorpresa, cuando llegó la primavera lo vi florecido. Pasó un tiempo, era invierno y fui a hablar con el nuevo dueño de la casa porque quería conservar una ramita de ese árbol, que era lo único que me quedaba de mi bisabuelo. El hombre estuvo de acuerdo con mi pedido y al despedirnos me dijo "Recuerde que tenemos una cita en la primavera". Cuando por fin el peral había florecido y me decido a buscar la ramita florecida, me entero de que el hombre había fallecido unos días antes, entonces no me animé a ir y dejé pasar el tiempo. Para la siguiente primavera, alguien llama a mi puerta y era la esposa de este señor, que me dijo que venía a cumplirle un deseo al marido y me llevó con ella a buscar la rama prometida. Una fuerza extraña me impulsó a abrazar el peral y sentí una caricia muy intensa... mis ojos estaban nublados, y también los de la buena mujer. Aún hoy conservo esa rama con tres peritas que nunca maduraron, pero que tampoco murieron, como testigo de esa promesa cumplida.

(hoy ese peral tiene 115 años)


Photobucket

36 comentarios:

@Patrulich dijo...

Es una historia tan tierna y tan cierta, que todavía hoy me conmueve cuando la recuerdo.
Elsis querida, atesorá para siempre esas peritas, como muestra de ese gran cariño que pudiste sentir a través del viejo árbol.
Besitos, reina linda.

Joana dijo...

Que maravilloso!! a mi también me ha emcionado tu histroria, que lindo gesto el del señor que le pidio a su esposa ese encargo!
Creo que fue una señal también de tu abuelo, amiga.
Que maravilloso regalo!

Un Abrazo y Besitos de fin de semana!

Cariños a Colo.

Adrisol dijo...

hola elsis!!!!!!!!!
me encantó que hayas publicado esta historia real que ya me habías contado tan emocionada alguna vez.........
esos recuerdos de niña son los valorables y que ojalá nunca olvides!!!!!!!!
un abrazo hermana...........

Marysol dijo...

Hermosa y conmovedora historia, aun más cuando eres tú misma quien la ha vivido. Los árboles tienen magia y los hermosos recuerdos también.
Besos, amiga

Natacha dijo...

Eres afortunada de poder vivir esas lindas experiencias. Seguramente tu misma atraes las historias hermosas.
Un beso, mami preciosa
natacha.

Colo dijo...

Qué historia tan profunda y conmovedora! Gracias por compartirla!

Esa ramita será seguramente un tesoro para siempre!

Un abrazote!

Juan dijo...

Qué hermosa historia de amor que dignifica al ser humano.

Gracias por compartirla con nosotros, me has dejado tu senciaen mi corazón.

Un fuerte abrazo.

Juan Antonio

Julieta dijo...

Que historia tan conmovedora !!me hiciste emocionar...Un beso

alicia dijo...

¡Qué historia tan bonita, Elsis! Los árboles guardan muchos secretos y están allí cuando llegamos y siguen allí cuando nos vamos... Un beso, guapísima

Elsis dijo...

Querida patito, las tengo guardadas y están siempre igual!
A mí también me emociona recordarla!

Besitos, mi niña con alas!

Elsis dijo...

Joana, te imaginás la sorpresa cuando vi a esta mujer?...vengo a cumplirle un deseo a mi esposo, comemtó!, y me morí de amor!

Besitos, preciosa amiga!!

Elsis dijo...

Adrisol, hay cosas que no se pueden olvidar, esta historia la llevaré por siempre en mi corazón!

Besitos, hermana!

Elsis dijo...

Ya lo creo, querida Marysol que esta historia tiene magia!
Tal vez para otra persona este hecho no hubiera tenido importancia, pero me emocioné cuando supe que este señor le había pedido a su esposa que me buscara para darme lo que él me había prometido.

Te mando muchos besitos!!!

Elsis dijo...

Natacha, seguramente yo atraigo estas historias preciosas, así cómo gente preciosa como vos, mi tesoro!!


Besitos, hija de mi alma!!

Elsis dijo...

Colo querida, esa ramita es uno de mis tesoros más preciados!, es lo único que tengo de mi bisabuelo.

Besitos, cielo!!

Elsis dijo...

Juan, si me permitís voy a decirte que estoy feliz de tenerte como amigo, yo nunca me equivoco y sé que sos una gran persona!
Gracias por tus palabras, siempre es un placer verte por aquí!

Besitos!!!

Elsis dijo...

Julieta querida, cuando escribí esta historia de vida, también me emocioné!
Te imaginás cuando la viví?

Besitos, tesoro!

Elsis dijo...

Alicia, lo que decís es cierto, cuando abracé a ese árbol, no te puedo explicar lo que sentí, me pareció que el también me estaba abrazando.

Besitos, amiga!

Pato´s dijo...

Que maravillosa historia !!♥

Realmente sos muy afortunada amiga, porque pudiste atesorar una pequeña ranita de ese peral que significaba tanto para vos!!

Besitos Elsis y buen comienzo de semana :) ♥

ISABEL dijo...

Elsis querida !!!!que dulce historia,que emotiva,me pusiste la piel de gallina,se me nublaron los ojos contigo!!!!gracias por compartirlo,sabes noto en tí algo precioso y es que dás valor a las cosas ,tanto valor como otros no lo hacen,tu vida es bella y tu le haces honor a eso,eres maravillosa,Adrisol también,las felicito,son personas excepcionales!Un abrazo!

Elsis dijo...

Pato´s querida, para mi fue muy importante abrazar a ese árbol, y tener un pedacito de él, es como tener a mi bisabuelo cerca.

Besitos, linda!!!

Elsis dijo...

Isabel, me encanta que te haya gustado mi historia.
Gracias por tus palabras, sos muy dulce!!!

Besitos, cuidate!

thot dijo...

Maravillosa y preciosa historia !!
Un beso.

Elsis dijo...

Me alegra que te haya gustado esta historia, Thot!

Siempre es una placer verte!

Besos!!

mary carmen dijo...

Un historia hermosa.

te invito a pasar por mis blogs y unirte al festejo por el día de la tradición, a puro amte criollo, a arte matero amistoso, a leyendas, a aromas de la yerba mate, y a la ceremonia del mate, además te invitoa retirar lso3 regalos que he dejado en 2 de mis blogs.

agradecida por tus visitas anteriores te dejo mi paz
mary carmen
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com

La terapia de Rafaela dijo...

eres única, y no dejas nunca de sorprenderme con tus historias, esta me dejo un nudito en la garganta

bss

Leznari dijo...

Recuerdos bonitos y a la vez amargos, recuerdos de seres queridos que aunque un día nos dejaron en cuerpo, aún tenemos cosas de ellos.
Precioso esa ramita del peral, conservala siempr ey cuando tu cuerpo no esté aqui, intenta que tus hijas lo cuiden y cultiven como tu.
Te quiero mi dulce Elsis.
LEZ

Elsis dijo...

Mary Carmen, pasé por tu blog y me encantó el post dedicado al día de la tradición!
Me traje las imágenes, gracias por tu visita!

besitos!

Elsis dijo...

Rafaela querida, esta historia es uno de los tesoros que guardaré por siempre en mi corazón!

Me encanta que te haya gustado, besitos!

Elsis dijo...

Lez, seguramente cuando ya no esté alguien se encargará de cuidar ese pequeño gran tesoro, que es lo único que tengo de mi bisabuelo.

Besitos, querida amiga!

toñi dijo...

Una historia preciosa . Gracias por compartirla. Un besos

Elsis dijo...

Toñi me alegra verte, gracias por visitarme!


Besitos, linda!

SANDRA dijo...

QUE BONITA HISTORIA POR CIERTO ACA ME PASO
A DEJARTES MIS SALUDOSSSSSSSS
EXITOS ESPERO TU VISITA


B
E
S
O
S

T
E


D
E
J
O


M
I

H
U
E
L
L
A

Elsis dijo...

Sandra, gracias por tu visita, volvé cuando quieras!

Besitos, linda!

Marinel dijo...

Elsis, cuentas cosas tan preciosas, que casi siempre me voy de aquí emocionada...
Que bonita historia y qué curioso lo del peral. ¿Ves? hay cosas inexplicables que tienen alma, que tienen dentro la esencia del amor que hubo en vida y eso nadie lo sabe,pero yo prefiero pensar que es así y me encanta...
¿Tú no piensas que es así viendo la rama con las tres peritas eternamente ahí?
Me marcho de nuevo emocionada.
Besos mil, sensible mujer.

Elsis dijo...

Marinel preciosa, es cierto hay cosas que no se pueden explicar, sólo hay que sentirlas.
Yo siento que en esa ramita está el alma de mi bisabuelo.
Las tres peritas asombrosamente están como cuando fueron cortadas, parece un milagro!

Sos un tesoro, lo sabías?

Besitos, querida amiga!

Visitas