Feeds RSS

miércoles, 16 de julio de 2008

Un perro inteligente

Hoy quiero recordar a mi perro, se llamaba Nicolás y le decíamos Nico.

Mi papá no se quería encariñar con él porque ya habíamos perdido otros perros y aunque no quería reconocerlo, había sufrido mucho.

Nico le hacía las mil fiestas para ganarse su cariño, no lo podía conseguir pero no se daba por vencido.

Un día que mi papá iba a sembrar unas semillas, viendo que Nico le movía la cola, le pidió que lo acompañe a la quinta pero sin hacer lío.

Él lo siguió, mi papá ya tenía preparado un surco y empezó a sembrar , cuando terminó se dio vuelta y vio con gran sorpresa que todas sus semillas estaban fuera de la tierra.

Mientras él sembraba el perro las iba sacando, Nico estaba feliz!, le movía la cola y le saltaba

alrededor como si hubiera realizado una gran hazaña.

A partir de ahí se hicieron grandes amigos, y todas las mañanas se iban juntos a trabajar la tierra.
Mi viejo decía que Nico era un perro inteligente.

6 comentarios:

Sara dijo...

Elsis
llego a ti a traves de Martona, emece mi endadura en este mundo de los blogs hace solo dos dias.
Martona fue la primera que me comento, y voy siguiendo la lista de sus blogs, de momento la gente me ha acogido con mucho cariño.
Espero no molestar y ser bien recibida tambien aqui.
Un saludo.

Elsis dijo...

Sara, esta es tu casa, podés venir cuando quieras.

Martona es mi amiga y espero que vos también lo seas.

Voy a ir a visitarte.

Un fuerte abrazo!!

Martona dijo...

Elsis
Ay esos animales que a veces son mejores que ciertas personas.

petonicos, sempre.

gracias por recibir tan bien a Sara, creo que promete.

Elsis dijo...

Martona querida, los animales nunca nos defraudan, cuando nos aceptan son nuestros amigos por siempre.

No me agradezcas, Sara me pareció una preciosa, como vos.

Besitos, amiga!

sinkuenta dijo...

Querida Elsis: los animales no sólo son inteligentes sino que también son más sabios que nosotros... llevan consigo una serie de conductas innatas que realizan a la perfección cuando llega su momento, aunque nadie se las haya enseñado... ¡tenemos tanto que aprender de ellos!... nosotros hemos aprendido a complicarnos la vida y nos hemos ido alejando paulatinamente de la realidad. Un abrazo, querida amiga.

Elsis dijo...

Querida Alicia, deberíamos prestarles más atención a los animales, ya lo creo que tenemos mucho que aprender de ellos.

Besos, amiga!!

Visitas