Feeds RSS

sábado, 12 de abril de 2008

Autodidacta

Patricia a los cuatro años me pidió que le enseñara el abecedario, se lo enseñé en letra de imprenta mayúscula, y le gustaba practicarlo en un cuaderno, primero con letras grandes y desparejas y después con más prolijidad.

Todos los días jugábamos a la maestra, mis tres hijas y yo. Patry escribía su nombre fácilmente y yo creía que lo sabía de memoria, pero pocos días después agarró una revista de espectáculos que había en la casa y se puso a leer como si tal cosa.




Yo creí que me volvía loca...


No podía ser!
nadie le había enseñado!
había aprendido a leer sola,
a los cuatro años...!

8 comentarios:

@Patrulich dijo...

Debe ser hereditario... con mi hijo me pasó lo mismo y también me sorprendí! O tal vez no sea tan atípico esto que contás. Supongo que con el estímulo necesario somos capaces de hacer maravillas. Así que en realidad, el mérito es más tuyo que mío.
Gracias, loquita! Besotes

>|<

Elsis dijo...

Mariposita, seguro que es hereditario, ustedes son una familia de genios!
Eso del estímulo es cierto, gracias por la parte que me toca, pero sabés muy bien que por más estímulo que haya si del otro lado no hay respuesta no se puede lograr nada.
El interés por aprender de tu parte era tan grande que no podía hacer más que enseñarte, ha sido una época muy importante en mi vida y muy feliz por la respuesta obtenida.
Además yo también aprendí un montón de cosas...

Mirá que eso de la locura también se hereda, bueno un poquito hace falta para escribir de la forma que lo hacés(locura de la buena).

Besitos, mariposa bella!!!

Aguabella dijo...

ELSIS, de nuevo los niños nos sorprenden, seguro que los genes de su a buelita han dado su fruto.
maravillosos niños .
besitos

Elsis dijo...

Querida Aguabella, Patricia es mi hija (Patrulich, de "Mariposas en red"),yo digo que salí inteligente a ella.
Primero me sorprendían mis hijas y ahora cada día lo hacen mis nietos.

Besitos!!1

Natacha dijo...

Mis hijos también aprendieron enseguida y casi espontáneamente como tu niña con alas...
El estímulo la ilusión y la autoestima en los pequeños hacen milagros... si además hay materia prima, todo está hecho.
La pena son los críos que valen mucho y en su casa ni siquiera les miran a la cara... esos aprenden, pero a llorar, y con suerte superan la vida a trancas y barrancas, es decir, a trompicones.
Un besito... con una mami, así qué clase de hijas esperabas?
Pues esas tan lindas que tienes...
Natacha.

Elsis dijo...

Querida Natacha, gracias por lo de la buena materia prima, tus hijos también tienen de eso.

He conocido a niños muy inteligentes y los padres no han sabido aprovechar esa capacidad y con el tiempo eso se pierde.
Gracias por las cosas preciosas que me decís!

Te quiero, Natacha!

isol dijo...

Es muy inteligente tu niña,debes estimularla pero no de más ella buscará aprender,le encantará aprender sola todo,Te felicito!!!
Te envío mi cariño,hoy estoy mejor y vine a dejarte un saludito amiga mia.

Elsis dijo...

Querida Isol, en esta historia me refiero a Patricia (Patrulich de "Mariposas en red"), mi hija, la mamá de la niña que está siempre en mis historias de vida (mi nieta cómplice). Yo le he enseñado todo lo que ella quiso saber y si visitás su blog te vas a dar cuenta de que tuve mucha suerte, es una genia total y una bella persona que me asombra cada día con su sabiduría.

Me alegra que estés mejor y no olvides retirar tus premios si así lo deseas.

Besitos!!!

Visitas